Tribu Yaqui, en lucha por su derecho al agua

Tribu Yaqui, en lucha por su derecho al agua
Manifestaciones de rechazo de la Tribu Yaqui en Sonora (Foto: Archivo/EL UNIVERSAL)
La construcción del acueducto Independencia ha causado malestar en diferentes estratos, incluida la tribu Yaqui, quienes han protestado con bloqueos debido a que afirman que podría impactarse el ambiente, así como provocar la extinción de la etnia
13:58

Fue anunciado como la solución al problema de desabasto de agua para la capital sonorense, pero el acueducto Independencia se convirtió en un conflicto que dividió al estado y provocó el malestar de una parte de la tribu Yaqui, que reclama como suyo el recurso que se transvasa a la ciudad de Hermosillo.

Los bloqueos a la carretera federal 15, ayer cumplieron cuatro meses y llevan ya dos años de manifestaciones contra el acueducto Independencia; por lo pronto, los yaquis reciben en su territorio a funcionarios del gobierno federal que les tomarán su parecer sobre el Manifiesto de Impacto Ambiental.

Los argumentos de los opositores a esta obra insignia del primer gobierno panista de la entidad son varios, desde el eventual agotamiento del agua en la presa El Novillo hasta la extinción de la etnia, aunque también algunos han dicho que la lucha ha sido por orgullo.

Las protestas contra la administración del mandatario Guillermo Padrés han ido en ascenso con los bloqueos carreteros, pero el costo más severo fue en las elecciones de 2012, cuando en Cajeme -el segundo municipio más importante y poblado de la entidad- el PAN perdió al alcaldía, las cuatro diputaciones locales y la federal; además, fue clave para que ganara el candidato a senador de la fórmula. Este último escaño había estado en poder del blanquiazul desde el 2000.

Con todo ello, el acueducto Independencia se puso en operación bajo el esquema de "fase de pruebas", en abril de 2013 y -de acuerdo con la Comisión Estatal del Agua- abastece a 300 colonias de la ciudad.

Consulta, salida política al conflicto

El pasado 19 de septiembre el gobierno federal inició el proceso de consulta a la etnia Yaqui, en cumplimiento a la ejecución del juicio de amparo en revisión resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que fue promovido por los yaquis contra el acueducto.

A mediados de mayo de este año, la SCJN dejó sin efecto el procedimiento de Manifiesto de Impacto Ambiental del acueducto Independencia, pues consideró que la etnia no fue tomada en cuenta.

La consulta se hará en cuatro etapas: Evaluación y elaboración de protocolo, instruyendo la notificación de inicio del procedimiento de consulta; la segunda etapa será informativa, donde se proporcionarán todos los datos técnicos, sociales y de operación del acueducto".

La tercer etapa es de liberación y de reflexión de la etnia yaqui, y finalmente la cuarta etapa será la consulta directa.

Anuncian plan hídrico "Sonora Sí"

En febrero de 2010, Padrés Elías gozaba del respaldo en la entidad, pues meses antes, en julio de 2009, había sacado al PRI del Palacio de Gobierno. Con su bono político en la cúspide, da a conocer una serie de obras en materia hídrica.

En ese momento la capital sonorense atravesaba un problema de desabasto de agua potable, toda vez que el manto freático se encontraba agotado y las presas que surtían a la ciudad, Abelardo L. Rodríguez y El Molinito se habían secado.

Desde el año 2000 los más de 800 mil habitantes de Hermosillo habían sido sometidos a drásticos tandeos, con ocho horas de suministro y el resto sin gota de agua.

Fue por ello que el proyecto de gobierno panista fue recibido con beneplácito por los habitantes de la capital. El paquete de obras del "Sonora Sí" incluyó un tendido de tubos de más de 150 kilómetros de longitud, con su respectivo sistema de bombeo para traer agua a Hermosillo desde la presa Plutarco Elías Calles, mejor conocida como El Novillo, ubicada en el municipio de San Pedro de la Cueva, en el sistema río Yaqui. Por este conducto se transvasarán 75 millones de metros cúbicos anuales (la Conagua autorizó 65 millones).

Esta obra fue estimada por las autoridades estatales en 3 mil 800 millones de pesos. El proyecto hídrico prevé otras construcciones, como la presa Pilares, en el municipio de Álamos, que igual que el acueducto Independencia es rechazado por un segmento de la población.

El programa "Sonora Sí" se diseñó con 22 obras y una inversión de 10 mil 500 millones de pesos.

Rechazo inmediato

Apenas el gobernador anunció el plan de obras hidráulicas, con el acueducto Independencia como punta de lanza, y en el municipio de Cajeme comenzaron las primeras muestras de rechazo.

Personajes ligados a la familia del ex mandatario estatal, Eduardo Bours Castelo, (2003-2009) no titubearon en manifestar su desacuerdo. También lo hicieron panistas o ex panistas, como Javier Castelo, quien en ese momento era senador.

Adalberto Rosas López, ex candidato del PAN a la gubernatura, fue en un principio uno de los que encabezó la oposición a la obra emblemática del gobierno de Padrés.

Los detractores argumentaron que transvasar agua a Hermosillo podría afectar la disponibilidad de agua en el Valle del Yaqui y, por consiguiente, reducir las hectáreas de siembra en esa región.

El río Yaqui nace en la Sierra Madre Occidental y recorre gran parte de la sierra de Sonora hasta desembocar en el Golfo de California, en la demarcación del municipio de San Ignacio Río Muerto.

Aun cuando el trasvase será de 75 millones de metros cúbicos cada año de una presa que tiene almacenados (hasta el 9 de agosto pasado) 2 mil 150 millones de metros cúbicos, la mayoría de los dirigentes empresariales y organismos del ramo agropecuario rechazan la obra y han sido parte fundamental en la organización de tres marchas en las que han participado, en cada una, más de 10 mil personas.

Algunos, como Eduardo Flores, integrante del consejo del Distrito de Riego del Río Yaqui, ha dicho que la oposición es por orgullo.

A EL UNIVERSAL le declaró anteriormente que las acciones de resistencia son por orgullo ante la forma como el gobierno del estado ha tratado de pasar por encima de la gente de Cajeme. Pero además porque con el agua del río Yaqui, Hermosillo recibirá todo el impulso de las autoridades y el sur de Sonora se quedará en el olvido.

Entre los argumentos legales que manejan los disidentes al trasvase está el que los derechos de agua para hacer la extracción caducaron desde 2008. Dichos permisos fueron comprados por el gobierno de Sonora a productores de los municipios de Granados y Divisaderos, situados aguas arriba del río Yaqui.

En los últimos días, el discurso de oposición se centra en que la obra no cuenta con el manifiesto de impacto ambiental, pues este fue revocado por la Suprema Corte por considerar que la tribu Yaqui no fue consultada para tal efecto.

Inicio de los bloqueos

El 28 de mayo de 2013, y tras una marcha por calles de Ciudad Obregón, municipio de Cajeme, el Movimiento Ciudadano por el Agua, integrado por empresarios y agricultores del Valle del Yaqui, así como miembros de la tribu que se oponen al acueducto, decidieron bloquear calles y los tramos carreteros del sur del estado.

Actualmente, el punto de cierre el tráfico está sobre la carretera federal 15 México-Nogales, en la comunidad de Vícam, en Guaymas.

Los voceros de la tribu Yaqui, como Tomás Rojo y Mario Luna, así como el presidente del Distrito de Riego del Río Yaqui, Juan Leyva, advierten que no retirarán el bloqueo hasta que se paren las bombas que hacen funcionar al acueducto.

categorías
Contenido relacionado
red política

Todos los derechos reservados. Red Política EL UNIVERSAL, Compañía Periodística Nacional. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Correo:redpolitica@eluniversal.com.mx