Líderes de la Autodefensa en Michoacán señalaron a La Barbie Grupera, como hija de Enrique Plancarte, alias La Chiva, uno de los líderes de los Caballeros Templarios, por los que la Procuraduría General de la República ofrece una recompensa