Marihuana ya es industria legal en Colorado, EU

(Foto: AP)
Se convierte en el primer estado norteamericano en permitir el uso recreativo de la cannabis; al menos 24 tiendas de marihuana en ocho localidades abrieron al público
15:58

La primera industria de la marihuana recreativa de Estados Unidos comenzó a operar el miércoles en Colorado, el inicio de un experimento que será observado muy de cerca en el mundo y que activistas a favor confían mostrará que la legalización es mejor alternativa que la costosa guerra antinarcóticos que encabeza el país.

Los dueños de los negocios del sector abrieron sus puertas a clientes a las ocho de la mañana con la expectativa de que esta industria incipiente genere tantos ingresos fiscales como los que pretenden las autoridades del estado.

Al menos 24 tiendas de marihuana en ocho localidades se apuraron a tener todo listo para la apertura, incrementaron su número de empleados e inventarios, y contrataron personal de vigilancia.

Poco más de diez personas hacían fila afuera de un establecimiento en Denver.

"Queríamos ser parte de este movimiento" , declaró Brandon Harris, quien condujo su automóvil 20 horas desde Blanchester, Ohio. "Estamos haciendo historia aquí", agregó.

Otro cliente, Jacob Elliott, viajó desde Leesburg, Virginia, para ser parte de la muchedumbre que esperaba en medio del frío antes del amanecer. Dijo que escribió contenidos en la universidad sobre la necesidad de poner fin a la prohibición de la cannabis, pero nunca imaginó que esto ocurriría durante su vida.

"Esto rompe esa barrera", afirmó. "Podemos comprarla ahora como cualquier otro producto en el libre mercado".

Horas antes, los consumidores de marihuana dieron la bienvenida al Año Nuevo y a la inauguración de la nueva industria; encendieron sus pipas de vidrio y hacían aclamaciones en medio de una nube de humo de la yerba durante una fiesta en el centro de Denver que adoptó el tema de la década de 1920 "La prohibición ha terminado" .

Al otro lado de la ciudad, un dispensario puso disponible un camión con alimentos y café para las personas que acamparon en espera del inicio de la venta de marihuana.

El termómetro rondaba menos un grado centígrados (30 Fahrenheit), bastante generosa para una noche de enero en Colorado, y las personas que celebraban se quitaban sus chaquetas y suéteres, mientras alternaban entre el sonido de las bocinas de los vehículos, reuniones y pipas de vidrio.

Los escépticos están preocupados de que la industria ponga más disponible la droga a los adolescentes, aun cuando las ventas legales están restringidas a los adultos mayores de 21 años. Temen que la mayor disponibilidad propicie un incremento del consumo excesivo de la droga así como de la delincuencia.

Los preparativos para el mercado minorista comenzaron hace más de un año, poco después de que los electores de Colorado aprobaran en 2012 la industria legal de la marihuana.

El estado de Washington tiene su propia versión, que comenzará a mediados de 2014, mientras que Uruguay aprobó en diciembre una ley que la convertirá en la primera nación que regula esta droga.

Los defensores de la marihuana, que habían impulsado la legalización desde hace mucho tiempo como una alternativa a la prolongada y costosa guerra global contra el narcotráfico, habían argüido que generaría ingresos a las arcas estatales y ahorraría recursos destinados a poner tras las rejas a los infractores.

Sin embargo, tardó cierto tiempo preparar las normas, la aplicación de impuestos y la supervisión para una droga que nunca estuvo regulada.

Colorado estableció un sistema elaborado para la vigilancia de las plantas de cannabis en un intento para impedir que la marihuana fluya hacia el mercado negro, en tanto que las autoridades impusieron requisitos sobre empaquetado, etiquetado y pruebas, así como restricciones de potencia a la yerba comestible.

El Departamento de Justicia federal esbozó ocho prioridades obligatorias para el control de la cannabis: que los estados la mantengan fuera del alcance de los menores, los grupos narcotraficantes, la propiedad federal y otros estados a fin de evitar una operación federal antidrogas. La yerba continúa siendo ilegal según la ley federal.

La policía en las ocho localidades de Colorado que permiten la venta de mariguana recreativa intensificó sus patrullajes en los dispensarios como disuasivo frente a un descontrol de las multitudes.

El aeropuerto internacional de Denver colocó letreros en las puertas en las que advertían a los viajeros que no podían regresar a sus localidades con cannabis en sus maletas.

categorías

Contenido relacionado
red política

Todos los derechos reservados. Red Política EL UNIVERSAL, Compañía Periodística Nacional. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Correo:redpolitica@eluniversal.com.mx