PAN está 'herido de muerte': César Leal

En entrevista con EL UNIVERSAL, Leal Angulo dice que la debacle cuesta al PAN el riesgo de muerte, así como la Presidencia de la República, y posiciones en el Congreso de la Unión, gubernaturas y alcaldías, que a su vez repercuten, asegura, en 200 mil y hasta 300 mil puestos en el gobierno federal.
10:28

César Leal Angulo, militante de Acción Nacional desde hace 64 años, mira con dolor la debacle del PAN del 1 de julio. Es un intelectual -filósofo, como los fundadores del panismo-, y convoca con un reclamo de autocrítica a sus correligionarios, "a que revisemos las heridas de muerte del partido".

Sostiene que la Presidencia de la República la perdió el PAN, no Josefina Vázquez Mota, que tuvo una "campaña pobre"; tampoco da crédito a versiones de que Felipe Calderón bajó la guardia "en una pelea arreglada" con Enrique Peña Nieto.

Dice que en un largo proceso, Acción Nacional se frivolizó, llevó al poder candidatos ajenos a su doctrina democrática, movidos por conseguir chambas, no el poder. Afirma: "Esa frivolización es peor que la corrupción y alejó al partido del pueblo. Esta vez, le costó cinco millones de votos".

Expresa que Enrique Peña Nieto ganó la elección, es Presidente, manifiesta. Pero pregunta si será capaz de controlar a "los dinosaurios del mal" del PRI.

De la demanda de anulación de los comicios entablada por Andrés Manuel López Obrador, el panista, con voz potente, afirma: "En su campaña manejó demasiadas cosas sacadas de la manga", y en ese sentido, "los datos en los que funda su querella, no son confiables".

César Leal Angulo es senador y ha sido diputado federal, líder panista, estratega de la campaña presidencial de Vicente Fox Quesada, coordinador de la campaña de Manuel Espino Barrientos por el liderazgo nacional.

Fue embajador en Grecia. Hoy por hoy, es decano de Acción Nacional, y el reconocimiento de que goza se expresa en el hecho de que es interlocutor de las élites política, intelectual, académica, científica mexicana e internacional.

En entrevista con EL UNIVERSAL, Leal Angulo dice que la debacle cuesta al PAN el riesgo de muerte, así como la Presidencia de la República, y posiciones en el Congreso de la Unión, gubernaturas y alcaldías, que a su vez repercuten, asegura, en 200 mil y hasta 300 mil puestos en el gobierno federal que perderá gente conectada al partido.

Urge autocrítica al PAN en esta hora de dolor, que llega cuando hace 12 años, ante la victoria de Vicente Fox, su estructura renunció a criticar al presidente triunfador o ajustarse a cambiar de oposición a partido del gobierno, y adoptó el cómodo decir de "ya ganamos".

Fox Quesada, quien ha perdido su perfil histórico y respeto del pueblo, nunca triunfó por sí mismo, observa. Triunfó el enfado de los mexicanos a una forma política repugnante. Y en 2012, encuentro, dice, la misma razón, en los más de tres millones de votos a favor del PRI.

El sinaloense Leal Angulo, a los 81 años, es un manantial de ideas y su energía expresiva abarca por completo la sala en la que habla con este diario durante cuatro horas, con ojo crítico sobre el destino del PAN.

Me angustia la muerte del partido

Habla el político veterano, el militante desde hace 64 años: "En esta última etapa de mi vida pienso ser como los árboles que mueren de pie dando belleza al paisaje. Tengo aficiones personales, como escribir, la pintura, viajar y, eventualmente, si la evolución de los próximos capítulos de México, y mi edad y mi salud no me juegan una trastada, pienso seguir en la vida pública".

El PAN perdió la presidencia, ¿en que situación lo encuentra usted?

Con dolor en mi corazón, me angustia la muerte del partido que puede producir esta debacle.

¿Cuáles son algunos síntomas de riesgo de muerte del PAN?

El hecho de que un hombre tan inteligente como es el presidente Felipe Calderón, esté hablando de la refundación, creo que esconde en el fondo el mismo temor que yo.

Es una expresión del presidente Felipe Calderón. ¿Ha recibido usted otras inquietudes?

Sí. Esta corriente de temores la recibí, y muy impresionado, la primera vez, de Gabriel Jiménez Remus, embajador en Cuba.

¿A qué se refieren?

A la perversión del partido, en el sentido de perder el camino, no perder la decencia. Corrupción es perder la decencia.

Desaparecer partidos

El panista revela que cuando ganó Vicente Fox en 2000, sugirió la desaparición del PAN, PRI y de los partidos de izquierda, y que surgieran tres nuevas agrupaciones representativas de las ideologías que los fundamentan. Leal Angulo propuso una especie de pacto, de borrón y cuenta nueva, y así evitar una transición con rencores y reincidencias de viejas querellas y propiciar que se produjeran nuevos actores políticos.

¿Cómo salvar el riesgo de muerte del partido?

No encuentro el camino de salvación fácil. A la llegada de Fox, se produce una irrupción "de los de afuera" que corrompieron totalmente los mecanismos de asignación de candidaturas.

Los plurinominales se convirtieron, en frase de Díaz Ordaz a Adolfo Christlieb Ibarrola: "Aquí le entrego yo la ley de plurinominales, la muerte futura de su partido". Se le va a corromper, vaticinó. Cincuenta años después, se cumple.

¿Cuál es el veneno que tiene esa fórmula de plurinominales?

La chamba. En los comités distritales, el partido ofrece a sencillos militantes la posibilidad de ser diputados federales, por ejemplo, y ganar 75 mil pesos mensuales, contar con chofer y coche, y volar gratis y no pagar en las carreteras el peaje.

A quien recibe la propuesta se le revuelve de tal manera el ánimo interno y es capaz de matar al hermano panista para quedarse con la posición. Condición humana.

¿El panista ha matado al hermano panista?

Las campañas internas a cualquier puesto se vuelven una guerra civil entre hermanos, sangrienta, cruel e interminable. Esa es una estructura completamente obsoleta. Debe haber un mecanismo de revisión de la idoneidad de los candidatos.

Cómo perdieron cinco millones

Dice que los mexicanos que se identificaban con los principios católicos y humanistas del PAN se dieron cuenta de que ya el partido no los representaba y entonces retiraron su voto. Además, "los panistas, en el PAN actualmente, ya son minoría".

Y se produjo el colapso, cinco millones de votos menos que hace seis años. Si este no es un drama para llorar, como una gente como César Leal, ya no voy a llorar por nada.

¿Este mal que tiene el PAN, no será el mal de los partidos políticos en México?

Evidente. Soy senador y fui diputado y pude observar tristemente que el principio del equilibrio de los poderes fue sustituido por la consigna partidaria: "Van a votar aquí a favor y aquí en contra".

El PRI, el PRD, y nosotros, nos hicimos representantes de nuestro partido, no del pueblo. Por lo que toca al PAN, eso es atentatorio contra principios filosóficos profundos de Gómez Morín, González Luna, Christlieb Ibarrola.

En tanto desatino, ¿saben los panistas a dónde ir o están perdidos en la confusión?

Están perdidos en la confusión. Gente muy seria del partido está perdida en la confusión.

categorías
red política

Todos los derechos reservados. Red Política EL UNIVERSAL, Compañía Periodística Nacional. De no existir previa autorización, queda expresamente prohibida la publicación, retransmisión, edición y cualquier otro uso de los contenidos. Correo:redpolitica@eluniversal.com.mx